ANNAÏS PASCUAL



Vivo en un estado de permanente obturación. Como todos de forma inconsciente. 
La luz está siempre en todo lo que observo, lo que mis retinas fotografían cada instante, cada segundo. 

El mundo es una macedonia de color, de contrastes, de paisajes. 
Observo y procuro atrapar instantes para poder viajar con un recuerdo vívido, 
que con el tiempo difumina aquel exotismo inicial para sentirlo, en parte, mío. 

Estas imágenes son algunas muestras de ese complejo entramado de tesoros visuales que nos rodea, 
que nos contempla. Creados por el Hombre, para el Hombre, desde el Hombre. 
Cada acción, un propósito distinto, seguramente ulterior a su origen, como buen designio inmaterial. 

Aquí la forma, la línea, la perspectiva... ayudan a emprender un viaje 
a destinos que no siempre son el que se espera... pero ¿qué viaje lo es? 
La fotografía es una búsqueda de la luz, como aquel que persigue el sol que siempre termina escondiéndose tras el horizonte... una metáfora de la vida, que fluye y a veces se nos escapa... como los sueños al despertar. 







Le sacre Mont: Mont-Saint-Michel (Francia) 2017.



Blur Museum: Praga (Chequia) 2017
(técnica de larga exposición).



Corduva: Córdoba (España) 2016.



Vasarineschi: Florencia (Italia) 2015.



Dolme: Londres (Reino Unido) 2015.



Bluenuit: Manarola, Cinque Terre (Italia) 2014 (técnica de larga exposición).



Stairway from Heaven: Roma (Italia) 2014.



Helicoidal: Milán (Italia) 2014.



Gotham Decó: Nueva York (Estados Unidos) 2012.



24 fps: Berlín (Alemania) 2010 
(técnica de larga exposición con retrozoom).